miércoles, 5 de diciembre de 2012

El Valle de Tedejo

¿Por qué no hablar un poco del pueblo propio? Por eso hoy toca hablar de mi pequeño pueblo, El Valle de Tedejo.

Es un pueblo perteneciente al municipio de Folgoso de la Ribera, que cuenta con unos 85 habitantes empadronados que se convierten en más del doble en la época estival. Se encuentra situado en el corazón de "Tierra Seca", como se ha denominado desde antaño al valle situado al otro lado de la ribera del Boeza. A pesar de esta engañosa denominación, la zona posee una rica vegetación autóctona donde se mezclan los robles rebollos (Quercus pyrenaica) con los sotos de castaños, chopos, alisos, acebos, madroños y algunos cipreses centenarios. La fauna silvestre también es numerosa, destacando la presencia de ungulados como el corzo y el jabalí. En las proximidades del pueblo se encuentran dos explotaciones mineras, una gravera de extracción de cuarcita y una mina de carbón. 


Vista aérea de El Valle. Foto: Ricardo Melgar. Panoramio.com


Entre sus edificaciones, donde predomina la arquitectura tradicional de fachadas de piedra y tejados de pizarra, podemos encontrar dos casas blasonadas, aunque una de ellas presenta un escudo perteneciente a otra casa del S. XVIII ya desaparecida, que perteneció al párroco del pueblo, D. Miguel Fernández Vuelta. "La Casona", por el contrario, conserva su escudo original, del S. XVI. Este escudo de armas le fue concedido al linaje de la familia Rodríguez Raposo por su destacada actuación en la conquista de Granada. Posteriormente ha ido cambiando de linaje llegando a la familia Arias. La iglesia parroquial se encuentra fuera del casco urbano, a mitad de camino entre El Valle y Tedejo, con quien comparte su titularidad. Originariamente estaba ubicada en Tedejo (El Valle y Tedejo eran dos barrios del mismo concejo) hasta finales del S. XV, cuando se lleva a su actual emplazamiento, trasladándose parte de la estructura. Se reforma entre los siglos XVI y XVII. El Valle cuenta además con una ermita del siglo XVIII, consagrada a Santo Tomás, que es el patrón del pueblo. En la historia más reciente, concretamente durante la posguerra, El Valle fue escenario de duros enfrentamientos entre el movimiento guerrillero "maquis" y las fuerzas del régimen franquista. Uno de estos episodios ha sido recogido en forma de documental por la realizadora norteamericana C.M. Hardt en su premiada obra titulada "Muerte en el Valle".

Vista de parte del pueblo en un día otoñal

Las fiestas patronales se celebran el segundo fin de semana de Julio, en honor al Corpus Christi. Sin embargo la imagen que sale en procesión es la "Virgen con el Niño". La fiesta de Santo Tomás, que es el patrón del pueblo, no se celebra ya desde hace algunos años, a excepción del acto religioso. En el pueblo tiene su sede la "Asociación para la Defensa de Tierra Seca" que todos los años en el mes de Mayo celebra unas jornadas conservación medioambiental y de promoción turística. Además existe un alojamiento de turismo rural, la casa "La Reguera", de reciente construcción y ubicada a la entrada del núcleo urbano.



lunes, 11 de junio de 2012

Los mineros británicos se solidarizan con los españoles

El conflicto que se está viviendo en las cuencas mineras españolas con motivo del recorte anunciado por el Gobierno Central de un 67% en las ayudas a la producción del carbón y que cumple ya 13 días de huelga general indefinida en el sector, está traspasando fronteras y ha suscitado el apoyo de mineros y ex-mineros británicos. 

En una carta remitida al periódico "The Guardian", el recientemente creado Spanish Miners' Solidarity Committee muestra su apoyo incondicional a los productores españoles, alertando de la pérdida de 8.000 puestos de trabajo que supondría el cierre de la minería del carbón en España, a la vez que se quejan de la poca o nula cobertura informativa que este conflicto laboral está teniendo en el Reino Unido. 

Resultaría difícil, sin duda, explicarles que aquí, en España, la cobertura mediática del conflicto es poca o nula también, más allá de los medios locales que con sus limitados medios tratan de informar al minuto de lo que ocurre. Y es que el conflicto está llegando ya a unos niveles que comienzan a rebasar ciertos límites y que merecerían un grado de atención mediática a nivel nacional. Las recientes intervenciones de los GRS (comúnmente llamados anti-disturbios) de la Guardia Civil en núcleos urbanos de la provincia de León como Ciñera, Bembibre o Albares de la Ribera persiguiendo y arrestando a  mineros por las calles de los pueblos como si de terroristas se tratase, suponen un giro de tuerca en la estrategia policial de control y mantenimiento del orden público llevada hasta ahora (centrada en evitar los cortes realizados por los mineros en la red carreteras y ferrocarril fundamentalmente).

Estas actuaciones han llevado a los mineros a anunciar un recrudecimiento del conflicto hasta que el Ministerio de Industria dé marcha atrás y revise su propuesta de recorte hasta unos límites en los que al menos se pueda seguir manteniendo la actividad extractiva en las cuencas mineras hasta 2018, tal y como está pactado y firmado en el Plan Nacional del Carbón.

Enfrentamientos en el núcleo de San Román de Bembibre entre mineros y GRS


martes, 13 de marzo de 2012

Budapest, la sorpresa centroeuropea

Cuaderno de viaje. Marzo 2012.

La capital de Hungría sorprende ya desde la ventanilla del avión con su extensión, a priori desmesurada para las 1,5 millones de personas que la habitan según la estadística oficial. Una vez circulando por sus calles lo siguiente que te llama la atención son sus autobuses de transporte urbano, más que viejos, arcaicos, con manchas de gasolina y parcheados por los cuatro costados.

Partida en dos por el río Danubio, Budapest, cuyo topónimo es la agregación de los nombres de los dos barrios situados a ambas márgenes del río, Buda (la colina) y Pest (la llanura aluvial), es una ciudad de fuertes contrastes. Puedes pasar de encontrarte en una calle fría y desangelada y al doblar la esquina descubrir otra perfectamente ordenada, con su tranvía o trolebús, sus edificios renacentistas y la limpieza y el brillo de cualquier avenida de una capital de Europa Occidental. Es esa mezcla entre lo decadente y lo elegante lo que hace de esta una ciudad que te atrapa desde el primer minuto.

Budapest hay que entenderla como dos unidades bien divididas por el Danubio, como hemos comentado antes. Comenzando el recorrido por Buda encontramos las raíces de una ciudad histórica, con los restos del castillo y el Palacio Real de los Hasburgo dominando desde lo alto de la colina. La ascensión a la colina se puede hacer a pie más o menos en un cuarto de hora, pero también existe un funicular que lleva directamente a la plaza central del Palacio Real en un par de minutos. Esta plaza es el nudo turístico principal de la ciudad, prueba de ello son la multitud de puestos de venta de souvenirs, y cuenta también con el atractivo de ver los cambios de Guardia por parte de los militares húngaros.



Vistas del Danubio y de Pest desde el Palacio Real

También en Buda nos encontramos con el Bastión de los Pescadores y la Iglesia de San Matias dos singulares construcciones con un estilo arquitectónica radicalmente diferente al del resto de los edificios de la ciudad. En las calles adyacentes a estos monumentos se encuentra la zona más "histórica" de Buda, con sus empedrados y sus patios interiores y los restos de lo que fue la muralla de la ciudad; eso sí, no es el mejor lugar para entrar en un restaurante, algo que podemos solucionar fácilmente dirigiéndonos a una de las calles más cosmopolitas y con mejor oferta hostelera de la ciudad y que no he visto aparecer en ninguna guía: Atilla Utca. Aquí se puede encontrar menú del día y una pinta de cerveza Dreher al precio de 1200 Forints por persona (unos 4 Euros al cambio). A esta orilla del Danubio la colina del Palacio Real es sin duda lo más destacado pero cabe reseñar también el monte Gellert (cuyo nombre proviene del recuerdo al Obispo Gellert que en el siglo XII fue asesinado siendo arrojado colina abajo dentro de un barril). El monte Gellert tiene un acceso más complicado, apenas hay transporte público hasta arriba, por lo que no queda más que caminar durante aproximadamente 20 minutos desde la última parada del tranvía 47. Una vez en la cima nos encontramos con el monumento en homenaje a los soviéticos por la liberación de los nazis en 1945 y con el kioskero que mejor visión de negocio ha tenido en toda Hungría.


Cruzando el Danubio por cualquiera de los nueve puentes (siendo los más destacados el de las cadenas y el de Margarita), llegamos a Pest, la llanura aluvial y la zona más dinámica y en expansión de Budapest. En cuanto a patrimonio histórico conviene mencionar la Basílica de San Esteban, iglesia más importante de la ciudad y donde te pueden mandar hasta en dos ocasiones quitarte el gorro de la cabeza (aunque la segunda vez ya no lo lleves). También en Pest están los baños Szechenyi un lugar muy recomendable para relajarse y pasar unas horas muy agusto, los 12 Euros de la entrada merecen la pena. Bien es cierto que en algunos días, especialmente fin de semana, pueden estar un poco masificados y que las divisiones entre los vestuarios masculinos y femeninos no están claramente indicadas, lo que puede llevar a alguna pequeña confusión. Pero en Pest si algo destaca por encima de lo demás es el enorme edificio del Parlamento húngaro de finales del Siglo XIX y que asoma imponente sobre el Danubio.


Parlamento de Budapest

Por lo demás, Pest es el área con más vida de la ciudad, con mejores restaurantes, cafeterías y bares de fiesta. Algunos de ellos escondidos tras fachadas semiderruidas que al entrar descubren espacios amplios rehabilitados, casi siempre con patios interiores. Lo más complicado para el españolito de a pie es recordar el nombre de estos bares (casi siempre en húngaro), por lo que sirve de bastante ayuda pedir que te lo deletreen, con un simple "Can you spell it?" recordarás durante largo tiempo el Dobosz, el Zsimpla o el Instantz, por poner algún ejemplo.

En definitiva, Budapest es una ciudad altamente recomendable para escapadas de 3 ó 4 días tanto por su variada y barata oferta turística como por la amabilidad de los húngaros y húngaras, que en un primer momento pueden parecer fríos y distantes, pero que con un poco de confianza se prestan incluso a cocinar para 20 personas.



lunes, 13 de febrero de 2012

Clipperton - Isla de la Pasión


Quiero recomendar una lectura que me llevó a conocer la existencia de una isla perdida en el Pacífico, la isla de Clipperton o Isla de la Pasión, cuya novela escrita por Laura Restrepo y titulada "La Isla de la Pasión" he terminado hace pocos días y que resumo a continuación.



La Isla Clipperton es un pequeño atolón coralino situado en el Océano Pacífico, a unos 1.300 kilómetros al suroeste de Acapulco, en la costa mexicana. Es un islote completamente aislado; la tierra emergida más cercana está a casi mil kilómetros de allí (se trata de la Isla Socorro). Con apenas 9 kilómetros cuadrados de superficie, incluyendo la laguna interior, es un pedazo de tierra sin apenas interés de ningún tipo, tampoco humano, porque está completamente deshabitada. La soberanía sobre el atolón la ostenta Francia, formando parte de las posesiones francesas de ultramar. Pero la isla no fue siempre francesa, y tampoco estuvo siempre deshabitada.

Hace aproximadamente 100 años ocurrió allí una de las historias de supervivencia más sobrecogedoras de la humanidad. En 1906 el gobierno mexicano de Porfirio Díaz establece un acuerdo con Francia para obtener la soberanía y la explotación de guano en Clipperton. Así el Capitán Arnaud marcha al frente de 16 hombres con sus respectivas familias y un puñado de mujeres solteras (conocidas como soldaderas) y se establece como nuevo gobernador del territorio. Los primeros años transcurrieron con relativo bienestar, cada cuatro meses recibían provisiones del gobierno mediante barco y se apañaban para cultivar una pequeña huerta y obtener el resto de la comida de la pesca y de algún ganado doméstico. La población crecía fruto de nuevos matrimonios. Sin embargo en 1911 todo comenzó a torcerse, primero, un tremendo huracán se llevó por delante todo su trabajo y sus construcciones de esos años, y posteriormente el estallido de la revolución mexicana hizo que se quedaran olvidados en medio del Pacífico y que de los barcos con provisiones no se volvieran a tener noticias.



A partir de aquí empezaron las verdaderas dificultades y las historias truculentas en la isla. Al poco de la devastación del huracán una embarcación holandesa encalló en Clipperton y añadió once náufragos, otras once bocas que alimentar. Los holandeses, mandaron un pequeño bote con cuatro de sus marinos a buscar tierra firme y pedir ayuda, algo que consiguieron a los pocos meses, cuando en 1912 regresaron de vuelta a Clipperton en un buque norteamericano que se ofreció a devolverlos a todos al continente americano. Sin embargo el capitán Arnaud decidió quedarse en la isla a defender la soberanía mexicana, pese a las penurias que atravesaban. Esta decisión acabó por condenar a la mayoría de la población, el escorbuto comenzó a hacer mella entre los isleños por la falta de ácido ascórbico (cítricos). Así sobrevivieron dos hombres (el propio capitán Arnaud y su segundo, el teniente Cardona), las mujeres de ambos (Alicia y Tirsa) y sus hijos, cuatro niños más y cuatro viudas. Así pasaron tres años, cuando a mediados de 1915, el capitán Arnaud se hizo a la mar en un bote junto al teniente Cardona, en busca de un barco imaginario que creyeron ver en la lejanía del Océano. Nunca jamás regresaron.



Así, Alicia Rovira, la mujer del capitán Arnaud tomó las riendas de la comunidad y con gran valentía y esfuerzo consiguieron sobrevivir al aislamiento, el hambre y el escorbuto para que, dos años después, en 1917, H. Perril, capitán de un navío norteamericano enviado al Pacífico en busca de posibles bases militares alemanas en islas "desiertas" encontrase y recogiese de vuelta a México a los 11 supervivientes de Clipperton, cuatro mujeres y siete niños.




A grandes rasgos esta es la historia de la Isla de la Pasión, pero la lectura del libro sobrecoge por la intensidad narrativa y lo desgarrador de los testimonios de los descendientes de Clipperton.


viernes, 13 de enero de 2012

Aprendiendo a compartir

Ha sido noticia estos días en diferentes redes sociales que un texto de Rosa Montero del año 2005 que lleva por título "El Negro" fuese lo más leído durante un par de días en la edición digital de ELPAIS.COM http://www.elpais.com/articulo/ultima/negro/elpepiult/20050517elpepiult_2/Tes

El texto, una curiosa anécdota ocurrida en un comedor de un campus universitario alemán, en realidad, viene a desmontar todos los prejuicios y prebendas que normalmente en el mundo occidental tenemos hacia los inmigrantes, especialmente los africanos. Os dejo el texto:

"Estamos en el comedor estudiantil de una universidad alemana. Una alumna rubia e inequívocamente germana adquiere su bandeja con el menú en el mostrador del autoservicio y luego se sienta en una mesa. Entonces advierte que ha olvidado los cubiertos y vuelve a levantarse para cogerlos. Al regresar, descubre con estupor que un chico negro, probablemente subsahariano por su aspecto, se ha sentado en su lugar y está comiendo de su bandeja. De entrada, la muchacha se siente desconcertada y agredida; pero enseguidacorrige su pensamiento y supone que el africano no está acostumbrado al sentido de la propiedad privada y de la intimidad del europeo, o incluso que quizá no disponga de dinero suficiente para pagarse la comida, aun siendo ésta barata para el elevado estándar de vida de nuestros ricos países. De modo que la chica decide sentarse frente al tipo y sonreírle amistosamente. A lo cual el africano contesta con otra blanca sonrisa. A continuación, laalemana comienza a comer de la bandeja intentando aparentar la mayor normalidad y compartiéndola con exquisita generosidad y cortesía con el chico negro. Y así, él se toma la ensalada, ella apura la sopa, ambos pinchan paritariamente del mismo plato de estofado hasta acabarlo y uno da cuenta del yogur y la otra de la pieza de fruta. Todo ello trufado de múltiples sonrisas educadas, tímidas por parte del muchacho, suavemente alentadoras y comprensivas por parte de ella. Acabado el almuerzo, la alemana se levanta en busca de un café. Y entonces descubre, en la mesa vecina detrás de ella, su propio abrigo colocado sobre el respaldo de una silla y una bandeja de comida intacta."


Quiénes hemos tenido la oportunidad de vivir durante algún tiempo en el África Subsaharina y de compartir con sus gentes momentos de la vida diaria, sabemos que esta actitud de compartir y sonreir que adopta el chico ante la estudiante alemana que le "roba" su comida es lo habitual, pues no conocen el individualismo feroz que el mundo occidental nos enseña, simplemente han crecido aprendiendo a compartir lo poco que tienen como forma de vida, y es algo que aplican no sólo con sus compatriotas, sino con cualquier ser humano que se encuentran.



lunes, 21 de noviembre de 2011

Biocastanea 2011

Durante los días 17, 18, 19 y 2o de Noviembre se celebraron en Ponferrada las jornadas técnicas y de transferencia científica sobre la situación del castaño: Biocastanea 2011 que en esta ocasión llegaba a su segunda edición, con una alta y diversa participación, con técnicos y productores llegados varios puntos de España (Extremadura, Asturias, Catalunya, Andalucía) y el extranjero (Italia y Portugal). Este año tuve la suerte de acudir y disfrutar de unas jornadas inolvidables y muy interesantes para conocer más sobre las fortalezas y debilidades de este árbol y de este sector económico.




El jueves 17 por la mañana la temática estaba centrada en los problemas fitosanitarios del castaño, por lo que el congreso se inició con la ponencia de Lorenzo Fazzi, presidente de la red europea del castaño, sobre la problemática existente con un parásito denominado la avispilla del castaño, introducida en Italia en el 2003 por plantas de castaño procedentes de Japón. En la actualidad se están llevando a cabo medidas de control biológico para su erradicación con la introducción de un parasitoide (Torymus kamijo) en las plantas de vivero que las hace resistentes a la avispilla. A continuación Ana Picoaga, encargada de la estación fitopatológica de Areeiro (Pontevedra) explicó la aplicación para el control de plagas mediante la introducción de nematodos entomopatógenos; algo que está dando muy buenos resultados contra el agusanado de las castañas.

Tras una pausa para un opíparo desayuno, bien acompañado con tarta de castañas y dulces fabricados con harina de castaña, tenía lugar la mesa redonda sobre el chancro, un hongo que afecta a la práctica totalidad de los castaños en El Bierzo, donde se dieron recomendaciones para convivir con la enfermedad por parte de Ana Belén Martín del centro de sanidad forestal de Calabazanas (Palencia) y por parte de Carles Castanyo del instituto técnico forestal de Cataluña, que explicó de manera muy clara y detallada los distintos tratamientos para eliminar la enfermedad que se estaban aplicando en Cataluña (comarca del Alt Empurdá), en la que personalmente considero la mejor ponencia de todas las impartidas. Por último y para cerrar la jornada matinal, el Doctor Douglas F. Jacobs de la Universidad de Purdue (Indiana) impartió una videoconferencia sobre como se ha luchado desde Estados Unidos contra el chancro mediante la introducción de especies híbridas de castaño americano y castaño chino, hasta que se ha conseguido un híbrido resistente a la enfermedad.



En la jornada vespertina del jueves la temática giró en torno a los mercados y a la comercialización de la castaña. En primer lugar de nuevo Lorenzo Fazzi, explicó la importancia del asociacionismo en la castañicultura e invitó a formar parte de la asociación europea Castanea. La siguiente ponencia a cargo de Arantza Pérez Oleaga se centró en la importancia de las certificaciones ambientales con sello PEFC, algo que supone un valor añadido para el producto forestal final. A continuación, y para finalizar esta primera jornada, tocaban dos ponencias centradas en el sector de la castaña en El Bierzo. La pimera de ellas, impartida por Luis Vargas (Director de la consultoría Eurogap), sobre el estudio de mercado y los nichos comerciales de la castaña de El Bierzo, tanto en España como en Europa. La segunda sobre la comercialización exterior del producto, desarrollada por José Carracedo de la empresa Ade Internacional Excal, centrándose en la normativa y la regulación comercial internacional. Así finalizó una intensa primera jornada.


Al día siguiente, el viernes 18, la jornada se iniciaba con una curiosa conferencia de la Doctora González Raurich de la Universidad de León, sobre la elaboración de bebidas alcohólicas a partir de la castaña, principalmente la cerveza y el aguardiente. Una de las conclusiones fue que la cerveza elaborada a partir de castaña contenía menos calorías y menor grado alcohólico que una cerveza tradicional. Seguidamente, Rocío Freire, representante de la empresa gallega Alibós, explicó el proceso de pelado y congelado de la castaña para exportación, algo que está muy demandado pero que sólo cuenta con cuatro plantas envasadoras en Galicia. Más tarde Nazaret Gutiérrez dio un listado de recetas hechas a base de castañas y sus productos y derivados en la alta gastronomía y aseveró que es un producto en claro auge culinario. Tras esta ponencia de nuevo se produjo un receso para el desayuno.


La siguiente presentación contó con presencia internacional, a cargo de Elsa Ramalhosa del Instituto Tecnológico de Bragança y se centró en los métodos de conservación de la castaña, incluyendo un novedoso sistema por radiación que despertó bastantes preguntas entre los asistentes. Para finalizar con las ponencias de la mañana, se contó con la presencia de Emilio Sánchez, técnico de trazabilidad alimentaria de la Junta de Castilla y León, que recalcó la necesidad y la importancia de marcar y tener controlados todos los lotes de productos para en el caso que se produzca una alerta alimentaria actuar con mayor rapidez.

En la jornada de tarde se dieron nociones sobre los distintos modelos productivos en el castaño. En primer lugar, Pablo Linares, Director de la Marca de Garantía Castaña del Bierzo, explicó la particular y difícil situación del sector en El Bierzo, especialmente por la alta afectación de la enfermedad del chancro y uno los condicionantes de la propiedad berciana, el elevado minifundismo. A continuación Roberto Rubio dio algo de luz al sector en El Bierzo poniendo como ejemplo el asociacionismo que se está llevando a cabo entre castañicultores en la zona de Las Médulas, pues la única manera de ser competitivos en este sector es mediante la unión y no el individualismo. Más tarde Francisco Boza, en representación de la cooperativa malagueña Valgenal, volvió a incidir en la importacia del asociacionismo y el cooperativismo en el mundo de la castaña. Para cerrar las jornadas técnicas, la cofradía ibérica de la Castanha, afincanda en Bragança, explicó el propósito de su creación y el conjunto de actividades desarrolladas. Así se puso punto y final y se citó para el día siguiente a los participantes en la salida de campo del sábado.



Por fin el sábado 20 y con la constante amenaza de lluvia, aunque finalmente sólo se escaparon 10 minutos de chubascos, participamos en la salida de campo. Comenzamos por Las Médulas viendo el Monumento Natural Patrimonio de la Humanidad, visita obligada en El Bierzo, para posteriormente observar sotos de castaños tratados con la cepa hipovirulenta contra el chancro, así como una parcela experimental que la Mesa del Castaño del Bierzo ha instalado allí. Posteriormente tocaba visita a la casa del parque de Las Médulas, recientemente inaugurada y que explica de manera gráfica y sencilla el proceso de extracción de oro por parte de los romanos. Tras esto nos dirijimos a Balboa donde comimos en el restaurante la Palloza y más tarde vimos la industria Castañas Ribada S.L. de carácter familiar y que se dedica a la elaboración de postres a partir de la harina de castaña que ellos mismo recogen. Para finalizar la visita en Balboa, nos esperaba la casa de las gentes, un antiguo polideportivo abandonado que se ha convertido en un museo etnográfico hecho todo en madera por un artesano local. Partimos finalmente hacia Ponferrada donde pudimos degustar un magosto popular y a continuación probar los buenos vinos de la tierra berciana compartiendo conversaciones y experiencias entre los participantes de esta magnífica edición de Biocastanea 2011, especialmente con los llegados de Cataluña y Asturias, que se quedaron encantados con nuestra tierra berciana.

Más información en: http://www.castanea.es/index.php